Idiomas

intranet

intranet

Prevención infanto juvenil ¿Calidad o cantidad?

Leído en DiarioUChile – Publicado el 14/01/2015

 

Javier Muñoz | Miércoles 14 de enero 2015 19:42 hrs.

niños-fondo

La supresión de los Programas de Prevención Comunitaria, para cambiarlos por un sistema de mayor cobertura, ha desatado cuestionamientos en torno al carácter cuantitativo que ha caracterizado al Servicio Nacional de Menores. Las organizaciones exigen saber en detalle como serán las nuevas iniciativas y reclaman que la acción directa en las poblaciones ha tenido altos indices de efectividad.

 

Los Programas de Prevención Comunitaria (PPC), son iniciativas amparadas por el Servicio Nacional de Menores (Sename) que tienen como fin trabajar por la protección y derechos de la infancia, insertándose directamente en microterritorios anticipándose a la vulneración y teniendo incidencia en sectores populares mediante la participación infanto juvenil.

Pero estos Proyectos, parecen haber llegado repentinamente a su fin, según advierte la Red de ONGs de Infancia y Juventud (ROIJ), donde se agrupan las organizaciones que materializan estas tareas de prevención.

Nury Gajardo, vocera de la corporación La Caleta, organización de la Red que trabaja en la población La Legua Emergencia explica que los programas se han visto amenazados paulatinamente desde el gobierno de Sebastián Piñera pero que hasta finales de 2014 el Sename les pidió trabajar en documentos y sistematización de la experiencia y hacer aportes a lo que podría ser la próxima licitación técnica que ocurre cada tres años y que correspondería realizarse este 2015.

Nury Gajardo

Sin embargo el 2 de enero pasado fueron informados, mediante una carta de la Dirección Regional Metropolitana del Sename, que no se continuarán los Programas de Prevención Comunitaria con el argumento de potenciar “otros que han demostrado el mayor nivel de éxito”.

Nury Gajardo cuestiona esta decisión en el sentido de que en la evaluación de los PPC ha sido sobresaliente (ver documento).

“En realidad en los mismo estudios que ellos han realizado como Servicio (Sename) logran decir que en estos territorios no ha aumentado… en realidad, que los niños y las niñas pasen a otra línea más compleja sino que efectivamente se genera prevención”.

El gráfico muestra la evolución de la acción de la Prevención Comunitaria

Desde el Sename, la jefa de la Unidad de Prevención y Participación, Paula Urzúa indicó que las razones de estos cambios radican en la excesiva concentración de los beneficios en la región Metropolitana y la falta de cobertura que actualmente existe y garantizó que habrá continuidad para los que actualmente participan de la Prevención Comunitaria.

“Actualmente este tipo de programas se encuentra mayoritariamente en la región metropolitana con una distribución que no es equitativa por lo tanto estamos trabajando desde el Sename en un cambio de modelo para ampliar la oferta a más niños, niñas y adolescentes a lugares que hasta ahora no tienen ninguna oferta que los pueda atender hoy se beneficia a 4000 usuarios y con este cambio de modelo y ordenamiento se beneficiarán a más de 230 mil niños en todo el país lo cual no es un tema menor”.

Y es que los conceptos “calidad versus cantidad” son los que cuestionan las organizaciones, preguntándose si esta puede ser una nueva política pública que busque amplia cobertura con poca efectividad.

El abogado de derechos de la infancia, Felipe Viveros, quien es cercano a la Red de ONGs, estima que se está tomando una dirección equivocada.

Felipe Viveros

“Resulta que los Programas de Prevención Comunitaria son prácticamente los únicos que no se rigen por la perversa ecuación tanto dinero por niño atendido sino que son fondos, que no son demasiado significativos, pero están diseñados para elaborar proyectos de tal manera que instituciones y organizaciones hagan intervenciones adecuadas, de tipo promocional, preventivo, educativo de trabajo con la familia, de fomento de la consideración del niño como sujeto que participa de sus propios proceso vitales y que está interesado en ellos. Eso es lo que se suprime”.

Los programas tradicionales explica el abogado, son sistemas contables donde se mide cuantos niños entran y salen de los sistemas de residencia u atención. Lo que no da una visión cualitativa de mejoramiento en las condiciones. Por ahora las organizaciones están atentas a saber los detalles de los programas que reemplazaran a los Preventivos, según dicen no han recibido mayor información de parte del Sename.

Comments are closed.