Idiomas

intranet

intranet

Artículo: “CHILE: La verdad sobre la explotación sexual infantil”

 
Por Radio Tierra (A través de "Alianza Por Tus Derechos")

La “Operación Heidi” trajo de nuevo a la actualidad la realidad de la explotación sexual infantil. A juicio de Denisse Araya, directora de la ONG Raíces, no existe una opción de las y los niños “por prostituirse”, y las causas del fenómeno no se radican únicamente en la pobreza o en la necesidad material, sino también en el desamor que han vivido los chicos de los sectores más marginalizados de la sociedad.

Araya evaluó positivamente el trabajo de indagación realizado por la Policía de Investigaciones, y recalcó el hecho de que las niñas que participaban de la red son víctimas que han sido manipuladas afectivamente, hasta el punto de no percibirse como tales.

En su opinión, lo importante es “centrarse en los depredadores, en los tipos que están persiguiendo a las niñas más que sancionar a las chicas, ellas son víctimas. Entonces estamos muy conformes con lo que se está haciendo. Ahora, nosotros no hablamos de prostitución infantil, porque en realidad el niño no se prostituye, es prostituido por un adulto. Aquí no hay una opción, las chicas y los chicos que caen en la explotación sexual comercial no lo hacen solamente por pobreza, sino que también hay toda una deprivación muy alta y un desamor tremendo, entonces estas personas saben manejar y manipular muy bien el componente afectivo”, señaló.

En este sentido, apuntó a la vigencia de argumentos de legitimación en la sociedad, que buscan explicarse la participación de las niñas en su propia voluntad. “Lo que nos preocupa con las víctimas es que exista una naturalización y una aceptación. Hoy día estamos todos preocupados, pero resulta que cuando ya empezamos a ver que tenían 17, que no era tan chicas… como que en el fondo ‘sí sabían lo que hacían’. Ahí es donde está el error”, manifestó.

La activista por los derechos de la infancia destacó que en Chile el comercio sexual como tal no está prohibido, y que la red desarticulada funcionaba ilegalmente al “estilo antiguo”. “Este es un prostíbulo común y corriente pero de alto nivel. Se cobra caro y se entregan servicios al más puro estilo antiguo. En ese sentido saben hacer muy bien su trabajo, por eso les tuvieron que hacer un seguimiento muy alto durante casi cinco meses para poder encontrar todas las pruebas. La explotación sexual tiene varias manifestaciones: la pornografía es una, está también el turismo sexual, está la trata de niños adolescentes con fines de explotación sexual, y está el comercio en lugares cerrado en lugares como prostíbulos y ‘café con piernas’ y fumaderos en poblaciones donde se consume pasta base”, explicó.

Finalmente Araya apuntó a la falta de exigibilidad y justiciabilidad de los Derechos del Niño dentro de la legislación chilena. “Este país no tiene una ley de protección integral. Le exigimos al SENAME cosas a que tampoco puede llegar. Necesitamos una ley de protección integral para todos los niños chilenos e incluso para los niños no chilenos que viven en el país: un defensor de la Niñez que realmente sea autónomo y que pueda visualizar un problema tan multicausal y complejo como es que un niño llegue a vivir la explotación sexual comercial”, argumentó.

http://www.radiotierra.com/node/5118

ENTREVISTA CON DENISSE ARAYA


Fecha: 21 de noviembre de 2012 a las 09:31

Comments are closed.